Enfermedades respiratorias en canarios

Las enfermedades respiratorias afectan de manera muy frecuente a los canarios. Por regla general debemos aislar al canario afectado para evitar contagios entre ellos. Los síntomas más frecuentes son los siguientes:
Embolamiento: el canario ahueca sus plumas porque su temperatura corporal ha descendido y combate así el frío.
Ausencia de canto.
Estornudos, tos.
Secreción mucosa por las fosas nasales.
Respiración dificultosa, con el pico abierto.
Entre todas las enfermedades respiratorias que pueden afectar a los canarios destacamos las siguientes como las más frecuentes:
Catarro y afonía
La exposición a corrientes de aire frío y los cambios de temperatura bruscos pueden provocar catarro a tu canario. Puede estar acompañado o no de afonía. Colocarle el agua demasiado fría también puede provocarles afonía, por lo que sírvesela siempre a temperatura ambiente.
Para que el canario se recupere se debe colocar en un lugar cálido y no exponerlo al exterior ni a cambios de temperatura durante unos días. Puedes añadir a su agua de bebida unas gotas de eucalipto o miel con limón.
CDR o enfermedad crónica respiratoria
También conocida como micoplasmosis, esta enfermedad está causada por la bacteria Micoplasma gallisepticum. Provoca muchos problemas a la hora de reproducirse de forma correcta.
Los síntomas son los respiratorios, anteriormente citados, además de un silbido que emite al respirar, de forma constante o no. Si no se trata, puede provocar problemas hepáticos y sinusitis o conjuntivitis.
Consulta a tu veterinario sobre el tratamiento antibiótico más adecuado y respétalo hasta el final. Esta enfermedad es de difícil curación y puede provocar mucho estrés en el animal.
Coriza
Es una enfermedad que puede confundirse con el CDR. Los síntomas son los mismos que los de un resfriado fuerte pero con una secreción nasal mucho mayor. No hacen ruido ni silbidos al respirar. En el pico se forman unas costras blancas y puede provocar la inflamación de uno o de los dos ojos.

Fuente: expertoanimal.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Cómo puedo ayudarte?