¿Cuál es el comportamiento de los periquitos?

Los periquitos son animales muy sociables. Acostumbran a vivir en bandadas, si bien son bastante territoriales aun entre los de su especie. Con humanos no acostumbran a tener muchos inconvenientes de sociabilidad, pudiendo habituarse a estar con estos y tratarlos como uno más de los suyos.
Cuando el periquito vive en cautiverio, hay una serie de pautas que asisten al dueño a conocer cuál es el estado de su periquito. Por poner un ejemplo, cuando se adecenta y limpia el plumaje con el pico, poniendo cada pluma en su sitio, el animal se va a estar arreglando, una señal de que se siente a gusto en su jaula. Lógicamente asimismo se va a limpiar el pico y emitirá su tradicional gorgojeo, su canto. Si bien ciertos periquitos son tímidos y les cuesta un tanto cantar.

No es la única señal que va a hacer este animal. La situación que tome asimismo es un mensaje hacía su dueño. Si está sobre una sola pata quiere decir que descansa, más si estira un ala y una pata al tiempo, desea decir que precisa ejercicio, más la jaula es demasiado pequeña para él o bien que se siente bastante aprisionado.
En el caso de levantar el plumaje, dando a su cuerpo la manera de bola, es una señal de que el animal siente frío y precisa de calor. En estos casos hay que trasladarlo a un sitio más caluroso de la casa o bien dónde le pueda dar el sol. No bastante, en caso de que separe las alas del cuerpo, con el pico ligeramente abierto, es una señal de que tienen mucho calor. En estos casos lo mejor es meterles en la jaula un taza con agua a fin de que se bañen y se refresquen.

Si se amedrentan, estos animales pegan su plumaje al cuerpo, manteniéndolo rígido y respiran con velocidad. Es muy normal que estiren el cuello hacía arriba. Pueden haberse atemorizado por algo que hayan escuchado fuera de la jaula o bien por el hecho de que no esperara a su dueño. En el caso de dejarlo libre, no es conveniente perseguirlo para devolverlo a su jaula. Ya volverá por si acaso solo.
Al revés que a otros animales, a los periquitos les chiflan los ruidos, en especial del entorno por norma general. Con lo que, si se enciende la TV o bien la radio donde haya uno de estos ejemplares, no sería extraño verlo mirando hacía esta. Curiosamente, si bien les chifla el estruendo, son muy espantadizos, con lo que hay que tener mucho cuidado al tratarlos.

Fuente: animalesis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Cómo puedo ayudarte?